<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=917864445612444&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Elija su ubicación:  

5 ventajas de utilizar tuberías de CPVC para instalar un calentador solar

Por: FlowGuard Mx Fecha: 25 de febrero de 2021

Imprimir/Guardar como PDF

5 ventajas de utilizar tuberías de CPVC para instalar un calentador solar

Consejos FlowGuard CPVC  |  Sustentabilidad  |  Básicos de FlowGuard

Si estás planeando comprar un calentador solar para reducir las emisiones contaminantes de tu hogar y apoyar en el combate al cambio climático, en FlowGuard® te decimos… ¡gracias! Y felicidades por aportar tu granito de arena al futuro de las siguientes generaciones.

Asimismo, si lo que quieres es hacer una inversión inteligente no sólo en términos de costos, sino pensando en un sistema que tenga el mejor rendimiento y dure muchos años, entonces llegaste al lugar correcto ya que utilizar tubería de CPVC para agua caliente en tu nueva instalación del calentador solar es tu mejor opción, y en este artículo te decimos por qué.

Tubería de CPVC para calentador solar: características destacadas

El CPVC FlowGuard® está fabricado de compuesto de cloruro de polivinilo clorado (CPVC) y es el resultado de un desarrollo tecnológico que garantiza una mayor confiabilidad de la instalación durante toda su vida útil.

Así, entre sus características más destacadas –y directamente relacionadas con la instalación de un calentador solar–, tenemos:

  1. Durabilidad

Los sistemas hidráulicos de CPVC son de los más duraderos que existen ya que, desde su creación en 1959 se han instalado más de 3 mil millones de metros de tubo CPVC FlowGuard®… ¡y siguen funcionando! 

<< ¿Cuánto tiempo dura la tubería de CPVC? >> 

En cambio, si lo comparamos con la plomería de cobre o la tubería de polipropileno (conocida como PPR o “tubo verde”), el primer material es muy susceptible a la corrosión e impactos, y del segundo aún no existen datos confiables sobre su vida útil.

  1. Por su color azul es más resistente a la intemperie

El tratamiento aplicado a las resinas de CPVC azul del sistema FlowGuard® –y que le da su característico tono intenso– es tres veces más resistente a los rayos UV que el tubo de PPR.

Además, es muy estético y no necesita ninguna pintura o recubrimiento para su protección por lo que obtienes un ahorro adicional (a diferencia del Cobre, PVC, PEX y CPVC genérico que sí lo requieren).

  1. Mayor resistencia a la temperatura y presión

El tubo y conexiones FlowGuard® CPVC están clasificados para una presión de trabajo continua en agua caliente de 9 kg/cm2 (125 psi) a 82 °C (180 °F) y en agua fría 28 kg/cm2 (400psi) a 23 °C (73 °F) en RD-11, más que cualquier otro sistema en su clase.

¿Qué significa esto? En otras palabras, que la tubería de CPVC no se degrada en instalaciones domésticas de agua caliente.

En primer lugar, el CPVC tiene tiene un menor coeficiente de conductividad térmica comparado con materiales metálicos. Así, ayuda a evitar pérdidas de energía y no es necesario aislar las líneas de alimentación de agua caliente y fría dentro de edificios acondicionados.

Además, a diferencia de la tubería de cobre (que casi bajo la mayoría de las condiciones produce vapor que condensa y gotea), la tubería de CPVC FlowGuard® permanece libre de condensación.

  1. Seguridad del suministro

La tubería de CPVC tiene 100% de inmunidad a la corrosión o a la degradación ante la presencia de cloro o dióxido de cloro en los suministros de agua potable. Además está certificada por la norma ANSI/NSF Standard 61 por lo que garantiza limpieza e higiene para cualquier instalación de agua fría o caliente.

En cambio, el cobre y el PPR son poco resistentes a la formación de biopelícula, lo que aumenta el riesgo de acumulación de microorganismos (como las bacterias Legionella y Pseudomonas), con el consiguiente deterioro en la calidad del agua que se nota por un mal olor.

  1. Facilidad de instalación

La tubería de CPVC es lisa por dentro y, al quedar unida por un sistema de cemento solvente, ofrece flujo de paso completo en toda la instalación comparado con los sistemas que usan conexiones de inserto (cobre) o fusión de calor (PPR) para unir la tubería.

Además, las conexiones octagonales del sistema FlowGuard® son más robustas, fáciles de instalar y de alinear profesionalmente. Y contamos con todo tipo de adaptadores para las transiciones a otros materiales y poder unir fácilmente el calentador solar y sus tanques con la tubería de CPVC.

En cambio, el tubo verde requiere de una herramienta especial (y costosa) para hacer la unión de las conexiones. Y aún así, la instalación no está garantizada porque la fusión de calor aumenta la probabilidad de formación de cordones dentro de la tubería, que a la larga pueden traducirse en fallas y sus respectivos costos de reparación.

Ya lo sabes. Si requieres tubos y conexiones para instalar tu calentador solar que sean de larga duración, tengan alto desempeño en agua caliente y no generen costos adicionales de mantenimiento, sin duda la tubería de CPVC FlowGuard® es tu mejor opción. Contáctanos y te asesoramos en el diseño del sistema.

Contacta a un experto

Foto de portada: Shutterstock (con licencia).