<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=917864445612444&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Elija su ubicación:  

La tubería lisa salvando vidas: cómo evitar la formación de biofilm en plomería

Por: FlowGuard Mx Fecha: 12 de Agosto de 2022

Imprimir/Guardar como PDF

La tubería lisa salvando vidas: cómo evitar la formación de biofilm en plomería

Salud y Seguridad  |  CPVC Performance

Una de las razones por las que existen regulaciones para el suministro de agua a edificaciones residenciales o con fines comerciales es la necesidad de garantizar la potabilidad y calidad del líquido para el consumo humano.

Diferentes organismos en todo el mundo se suman a la función de la Fundación Nacional de Salud (NSF), que evalúa la calidad del agua potable en Estados Unidos, sobre la garantía que ofrecen diferentes materiales utilizados en instalaciones hidráulicas y sanitarias.

Pero más allá de las aprobaciones de material, cualquier profesional del área de la plomería tiene conocimiento de que hay más cosas sucediendo dentro de una instalación hidráulica de las que cualquier persona puede imaginar, por ejemplo, la formación de biopelículas, el proceso que lleva a la colonización de las tuberías por parte de diferentes bacterias.

Las biopelículas prosperan en ambientes acuosos y las bacterias identifican las superficies mojadas para adherirse a ellas. No pasa mucho tiempo antes de que también alcancen la superficie interna de la tubería y comiencen a proliferar. El material que se separa de estas superficies viscosas puede causar enfermedades graves. Entre las bacterias que más comúnmente se encuentran allí están:

  • Legionella
  • Pseudomonas
  • Bacterias Coliformes

 

Sin embargo, al momento de la instalación es posible tomar algunas acciones que reducen las posibilidades de que las biopelículas y las bacterias se formen en los sistemas de tuberías. A continuación, algunas recomendaciones:

 

Las conexiones lisas impiden las biopelículas

Cuando se instala un sistema de distribución de agua, se requiere hacer uniones para conectar las piezas. En este sentido, las tuberías fabricadas con CPVC facilitan que los puntos de contacto entre las partes sean limpios y lisos.

El CPVC contiene una cantidad importante de moléculas de cloro que rodean y protegen las moléculas de plástico de los tubos, evitando que se rompan y lleguen al agua. Esto mantiene las superficies intactas y lisas, lo que aumenta las posibilidades de que cualquier bacteria se deslice sin tener la posibilidad de adherirse al interior del sistema, así no se convierte en un factor peligroso para los futuros usuarios.

 

La lucha contra el biofilm desde el interior

Hay otra forma en la que los instaladores pueden hacer su aporte para que los sistemas hidráulicos en los que trabajan sean aún más seguros para quienes los utilizarán, se trata de la limpieza y precisión en el trabajo.

La formación de las biopelículas se puede minimizar desde el comienzo del trabajo en la unión de las tuberías que formarán parte de la instalación hidráulica en sí. La soldadura que crea el cemento solvente da lugar a uniones suaves y continuas entre las piezas, fusionando las secciones de tubería a nivel molecular. Estas uniones lisas ayudan a mantener la calidad del agua.

En contraste, aunque el polipropileno es una elección popular como material entre los plomeros, la fusión entre dos tramos de tubería de este material da origen a un cordón que tiene las características ideales para que las bacterias se aferren y multipliquen, dando origen a las biopelículas.

 

Las tuberías lisas salvan vidas, incluso las de los plomeros

El CPVC ayuda a mantener la calidad del agua y la salud de los habitantes de una casa, pero también ayuda a los plomeros con condiciones más seguras de trabajo.

Gracias al uso de cemento solvente, la instalación de tuberías de CPVC resulta más sencilla que la instalación de sistemas hidráulicos con otros materiales. Como ejemplo, en una instalación con tubos de polipropileno, un plomero necesitará herramientas para soldar con calor las diferentes secciones. Esto da lugar a un ambiente de trabajo con elementos que pueden ser peligrosos e incluso aumenta el riesgo de electrocutarse.

Eliminar la necesidad de utilizar herramientas de soldadura también es equivalente a eliminar los peligros inherentes que conllevan estos equipos para el trabajo de los plomeros. 

Cuando se trata de salud, el uso de material adecuado y un proceso de instalación correcto pueden convertirse en factores clave para garantizar las mejores condiciones en instalaciones hidráulicas y sanitarias.

El CPVC ha probado ser idóneo para reducir los peligros que las bacterias y microorganismos pueden suponer. Si te interesa conocer más datos sobre este material para tus sistemas en edificaciones y proyectos, te invitamos a conocer las bondades y tecnologías del CPVC azul de FlowGuard®.