<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=917864445612444&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Elija su ubicación:  

Tuberías en edificios de gran altura: principales retos de instalación

Por: FlowGuard Mx Fecha: 29 de Octubre de 2021

Imprimir/Guardar como PDF

Tuberías en edificios de gran altura: principales retos de instalación

Instaladores profesionales

¿Alguna vez te has puesto a pensar cómo le hacen arquitectos y constructores para que todos los sistemas dentro de un edificio de gran altura funcionen a la perfección?

Por ejemplo, con sus 828 metros de altura y 163 pisos, el mundialmente famoso Burj Khalifa tiene un sistema de tuberías de 62 millas de extensión por el cual se suministran… ¡casi un cuarto de millón de galones de agua al día! 😱

Así como los rascacielos son hazañas de la ingeniería, edificios más modestos (digamos, de 12 a 40 pisos) pero con alturas que superan las de un multifamiliar también plantean retos importantes para brindar un servicio de agua de calidad, sin fugas y sin problemas para los inquilinos. A continuación enlistamos 3 de los más importantes.

1. Presión insuficiente

Comúnmente, la presión que viene de la red de distribución pública no permite alcanzar niveles superiores en edificios de gran altura.

Ante esto, arquitectos y diseñadores de plomería suelen utilizar sistemas de tanques hidroneumáticos para redirigir el líquido desde una fuente de suministro central (una cisterna), hacia una red compuesta por tanques de presión (ubicados a diferentes niveles del edificio), así como equipos de bombeo, compresores, tuberías, válvulas y conexiones. Finalmente, hasta llegar a las tomas o muebles en cada una de las habitaciones.

El objetivo de estos sistemas es tomar una presión de suministro limitada y controlarla para lograr un abastecimiento satisfactorio en todos los puntos de la red.

Sin embargo, por la forma en que se generan las uniones entre tubo y conexiones, algunos sistemas de tuberías pueden tener pérdidas de presión a lo largo de la red, por ejemplo:

  • El tubo verde o PPR (polipropileno random) utiliza termofusión que derrite la tubería y puede hacer que se reduzca el diámetro nominal de las paredes interiores.
  • El tubo de PEX o polietileno reticulado va inserto dentro del conector y sujetado por anillos de engarce de manera mecánica. De no estar correctamente apretado, esto puede generar fugas.

Por el contrario, el sistema de tubo y conexiones de CPVC (policloruro de vinilo clorado) utiliza un sistema de fusión por cementado inserto dentro de la conexión, lo cual garantiza una presión de suministro continua y cero fugas si se aplica correctamente.

2. Ventilación de la tubería

Dado el uso de bombas y compresores de aire en el sistema hidroneumático, si no se diseña un suministro con buena velocidad de flujo y ventilación para los tramos horizontales puede que una cantidad de agua o aire quede atrapada dentro de las tuberías, misma que puede provocar fallas del sistema a largo plazo.

En el Manual de Instalación FlowGuard® los diseñadores de sistemas hidráulicos pueden consultar los parámetros para determinar las caídas de presión del agua en función de las velocidades de flujo según los diferentes tamaños de tubos y conexiones de CPVC, a fin de incorporar la ventilación necesaria para el drenado de tramos horizontales.

3. Temperatura del agua

Los sistemas de agua caliente en edificios altos también plantean un reto importante ya que no todas las tuberías permiten un manejo adecuado de este flujo.

El cobre, por ejemplo, tiene una alta conductividad térmica en toda su superficie de modo que, cuando no circula agua caliente por la línea, puede haber condensación y goteo en el exterior que se puede filtrar en plafones o paredes contiguas. En cambio, el tubo de CPVC permanece libre de condensación.

Por otro lado, en flujos de agua caliente clorada (de origen por el método de desinfección de la red pública), tanto los tubos de PEX como de PPR pueden presentar degradación por estrés oxidativo, fenómeno que provoca desgaste de las paredes internas y obstrucciones por el material que se desprende. Esto a su vez genera una pérdida de capacidad para mantener la presión, con fallas del sistema a largo plazo.

En cambio, la tubería de CPVC FlowGuard® es un material clorado, por lo que es prácticamente inmune a flujos agua clorada a temperaturas y presiones altas.

<< 4 beneficios del sistema FlowGuard® en proyectos de vivienda vertical >>

Tomando en cuenta estos desafíos, elegir el material y sistema de tuberías adecuado para este tipo de edificios es vital para que el suministro siempre esté “a la altura” de las circunstancias. Un ejemplo es el proyecto Mítikah en la Ciudad de México, con una torre de 64 pisos de departamentos y un área de centro comercial.

Con el perfeccionado sistema FlowGuard® de tubo y conexiones de CPVC, constructores y desarrolladores obtienen ventajas de fabricación y desempeño en cualquier proyecto, con garantía de funcionamiento y rapidez de instalación. Contáctanos y recibe asesoría técnica y de diseño en tus sistemas hidráulicos para edificios.

Contacta a un experto

Foto de portada: Shutterstock (con licencia).